Cataracta

Detrás del iris tenemos una estructura que nombramos cristalino . El cristalino es la lente del ojo. Gracias al cristalino podemos enfocar la vista para poder ver las cosas. Cuando el cristalino se oscurece, pierde transparencia y se vuelve oscuro, no deja entrar luz. Progresivamente vemos borroso, más apagado, con menos luz y finalmente menos agudeza visual. Alas horas hablamos de catarata.

Cuando tenemos que operar una catarata?


Cuando la catarata nos turbe para realizar nuestras actividades habituales.

Sea porque no vemos bien siempre, o porque en determinadas condiciones de luz vemos muy mal. Antiguamente las cataratas las extraíamos del ojo. Hoy en día, desde hace años, las deshacemos dentro del ojo.

Antiguamente para poder manipular la catarata era necesario que fuera dura para poderla manipular (esperábamos que estuviera “madura”). Hoy como que la tenemos que deshacer, nos interesa que no sea demasiado hecha.

Como operamos una catarata?

Se realiza bajo anestesia local o tópica con técnicas de microcirugía y con la ayuda de un facoemulsificador.

Gracias a las técnicas de microcirugía, hoy en día podemos intervenir la catarata sólo con unas microscópicas incisiones por las que tan sólo necesitamos la anestesia tópica (gotas) . Una vez dentro del ojo no necesitamos anestesia ya que no se toca ninguna estructura sensible.

Evidentemente, esta técnica requiere la colaboración del paciente, siguiendo las instrucciones del cirujano, manteniendo los ojos quietos.

En caso de que esto no sea posible, se realiza una anestesia peribulbar, durmiendo todo el contenido de la cavidad orbitaria.

Una vez retirada la catarata en su lugar colocamos una lente intraocular de potencia previamente calculada para minimizar la necesidad de gafas.

This post is also available in: CAT